Los antiguos Celtas consideraban la Ruda una hierba contra-magia, La usaban tanto para protegerse como para defenderse contra la magia oscura, puesto que absorbe energias negativas y rompe hechizos.

Ademas ayuda a aumentar el poder del control mental.

Una rama fresca se puede utilizar para salpicar el agua sagrada para consagrar las bendiciones y las sanaciones. Utilizada en el aceite del altar, bendice, purifica, limpia, consagra, protege, haciendo exorcismo al alejar los malos espiritus y energias negativas, crea inspiración y sabiduría. Protege de manera general. Preserva de accidentes, ataques psíquicos de espíritus inferiores, de la envidia, etc. Actúa como prevención, pues crea un campo protector alrededor de quien la posea.

Se la considera la planta del perdón. Quien la toma, perdona y se perdona, olvida los malos sentimientos hacia sí y los demás y procura un sano optimismo.

Incienso RUDA

1,60 €Precio