Los sacos de semilla térmicos pueden utilizarse para realizar terapias tanto de calor como de frío. La manera más sencilla de calentarlos es introducirlos por unos minutos dentro del microondas junto con un vaso de agua, pues la humedad ayudará a la conservación.
Por el contrario, para hacer terapia de frío, el saco deberá introducirse por varias horas en el congelador dentro de una bolsa de plástico cerrada para que no pueda mojarse ni entrar en contacto con hielo, ya que si esto ocurre las semillas podrían estropearse a corto plazo.

Activa la circulación.

Dolores reumáticos.

Dolor de estómago.

Alivia dolores musculares (cervical, dorsal…).

Relaja debido a las propiedades de la lavanda.

Alivio de dolores menstruales.

Medida 28 x 10cm aprox.

Saco Térmico Mediano

8,95 € Precio
8,06 €Precio de oferta